Acuerdo en Bolivia: la oposición derrotada

22 de octubre de 2008 -

!Cuantas hermosas banderas! !Cuantas hermosas manos que las llevan! !Cuantos rostros en cinco siglos de espera! !Cuantas victorias en primavera! !Cuantas odas mil que yo quisiera! !Cuantas, cuantas si yo pudiera!

(((i))) Indy La Paz: A las cinco de la mañana de este 21 de octubre, un señor, comunario de la provincia Walberto Villarroel de La Paz decía: “hemos dejado de sembrar nuestra papita, para venir a sembrar la nueva Constitución Política del Estado para nuestros hijos”. Él estaba junto a un grupo grande de hombres y mujeres que había pernoctado en una de las cuatro calles circundantes a la Plaza Murrillo. A pocos metros a su frente, se encontraba la tarima donde el presidente Evo Morales y el dirigente Fidel Surco de la Coordinadora Nacional por el Cambio también han pasado la noche y lo que va de este medio día. Todos y todas quienes se dieron cita en esa plaza, el kilómetro cero del país, esperaban a esa hora que los parlamentarios apruebasen de una vez la Ley del Referéndum Dirimitorio y Aprobatorio de la nueva Constitución Política del Estado, para volver a sus comunidades y a sus barrios con la frente en alto y anunciar la buena hora para Bolivia. Pero hay más que recoger y evaluar de lo vivido en estas últimas jornadas.

La oposición derrotada

El 20 de octubre de 2008 será recordado como el día de la derrota de la derecha en Bolivia. Después de años de usufructo de los recursos naturales para beneficio de pocas familias, herederas de la Colonia española; después del beneficio continuado en la República; la lapidación del neoliberalismo secante, el pueblo boliviano ha cambiado el rumbo de su historia. Pero es necesario mirar este proceso en profundidad porque no es de hoy y ahora. Viene de las luchas anteriores, desde Tupak Katari y Bartolina Sisa, desde los cientos y miles de seres anónimos que forjaron un pasado de glorias y derrotas, siempre con la vista puesta en un horizonte de libertad, justicia e igualdad.

Ante esta trayectoria ininterrumpida, la derecha actualmente representada por los partidos de oposición Unidad Nacional (UN), PODEMOS (restos y tránsfugas del MNR, ADN, MIR) y otros, usó todos los instrumentos a su alcance para preservar el estado de cosas a su favor. Usó la huelga de hambre, la violencia verbal y física, compró medios de información y periodistas, preparó grupos de choque, robó y saqueó las instituciones del Estado, y finalmente mató a quienes consideró sus opositores de origen y clase: los Kollas, los campesinos y los indígenas.

Ninguno de esos delitos fue juzgado. Ninguno esclarecido. Y es que mientras la derecha armó ese tejido perverso, pretendiendo pasar a la historia impunemente, el pueblo supo tener paciencia y sabiduría para inaugurar un nuevo tiempo que a lo largo de ocho años —recortando arbitrariamente las luchas sociales desde el 2000— empieza a aflorar como la papa en época de cosecha. Sin contar los miles de muertos, heridos, familias despedazadas, hijos huérfanos en varias centurias de años, el pueblo está haciendo justicia con su paso, con su presencia, con sus cuerpos cansados.

Valeroso pueblo

No puede haber otra palabra para calificar al pueblo boliviano que el valor de los caminantes de la última marcha por la Democracia y la Unidad de Bolivia, que partió el 13 de octubre desde la localidad de Caracollo en Oruro recorriendo 200 kilómetros hasta arribar a la sede de gobierno, donde esa derecha venida a menos se empecinó en prolongar la sesión congresal de sus postrimerías.

La derecha no pudo detener el serpenteo de la marcha de Katari que avanzó por carreteras y descendió las curvas desde El Altopata hacia la hoyada. Ciertamente la concentración de energías se trató de un cerco simbólico, milenario, invocador de los antepasados. Quizá hubiesen habido otras medidas si acaso la disminuida derecha insistía en su terquedad mezquina. Si los medios informativos reforzaban sus flancos de guerra mediática, una guerra desigual por supuesto.

Mas no, el pueblo triunfó con las abarcas, con los awayus, con los guardatojos, con los arco y flecha, con los ponchos, los chicotes y las wiphalas. Escribió con su decisión la página más importante de la historia contemporánea aun sabiendo que el texto de la nueva Constitución Política del Estado no condensa todo el deseo popular. Aun sabiendo que esta puede ser una Constitución de transición por la que el gobierno del cambio tuvo que ceder y negociar en varios puntos centrales: tierras, autonomías, justicia comunitaria, reelección presidencial y otros más.

Así Bolivia llegará al referéndum por la nueva Constitución en enero de 2009. Para eso, el presidente Evo Morales cedió un año de su gobierno pero tal aceptación significará también un año menos de la gestión de los viejos políticos. Y en esa futura elección —en diciembre de 2009— el pueblo sabrá cobrar la factura a la actitud deplorable de la derecha. Porque si algo trajo el viento del cambio, en el último tiempo, es el aprendizaje del pueblo a creer nuevamente en sí mismo, a recuperar su orgullo, a aplicar su propia sabiduría, sus propias formas organizativas, a usar sus propios medios de información y comunicación.

La derecha perdió de las últimas oportunidades que le quedaba para no pasar tan estigmatizada en esas páginas. Su imagen es la de un hombre cabizbajo, así saldrán los opositores del Congreso. Así se callaron los prefectos y cívicos de la mal llamada media luna, de la cual sólo quedan manchas. Así será, querido y valeroso pueblo boliviano.

+ info e imágenes

Noticia y audio en la Agencia PULSAR:

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, anunció un pacto alcanzado por las fuerzas políticas para aprobar la consulta sobre la nueva constitución y para llamar a elecciones en 2009. Se espera la aprobación del Congreso.

El pleno parlamentario aprobaría este martes el llamado a referendo constituyente y la convocatoria a elecciones anticipadas, luego del acuerdo alcanzado el lunes.

De ser así, la población deberá expresar su voluntad en las urnas acerca de la Nueva Constitución Política del Estado el próximo 25 de enero.

Casi un año más tarde, el 6 de diciembre de 2009, la ciudadanía boliviana podrá elegir Presidente, Vicepresidente, y legisladores.

El primer mandatario, Evo Morales, podrá ser reelecto en esas elecciones anticipadas, para ejercer su segundo mandato del 2009 al 2014.

Pero el acuerdo alcanzado con la oposición establece que sólo podrá presentarse a elecciones consecutivas por un período más.

Evo Morales aguarda la aprobación del Parlamento boliviano frente a la sede del Congreso, junto con la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam).

El presidente de Bolivia encabezó los últimos 32 kilómetros de la marcha promovida por la Coordinadora, que recorrió un total de 200 kilómetros entre Oruro y La Paz.

El presidente de la Conalcam, Fidel Surco, anunció que una vez aprobado en el Congreso Nacional el referendo constitucional, se inaugurará inmediatamente la campaña por el Sí a la nueva Constitución Política del Estado.(PÚLSAR/ABI)

Fuente PULSAR

+ info



MP3
Congreso de Bolivia (inicia sesión por constituyente)
JPEG
JPEG
JPEG
JPEG
JPEG
JPEG
JPEG


[( )
Enviar un mensaje

]

Llamando al (+35) 91 315 11 12
almenara@radioalmenara.net   

En esta sección...
- 4º Foro Mundial de Medios Libres, 22-28 Marzo en Túnez
- Todos contamos. Todos actuamos: integrando a las personas con enfermedad mental
- Conclusiones del VIII encuentro de género en Lakabe 2014.
- Festival de la Solidaridad con El Salvador en Madrid
- Alerta por lluvias en El Salvador
- ¡TOMEMOS LAS CALLES DEL MUNDO EL 15 DE OCTUBRE!
- REPRESION Y TERROR EN LA CIUDAD OCUPADA DE DAJLA
- Comunicado AMARC ALC y ALER sobre asesinato de Nery Orellana
- El Salvador enjuiciado por una empresa minera
- Reportaje: el conflicto minero en El Salvador

Ver más...


Escúchanos...



También por Tunein.com


O pon esta dirección en tu reproductor http://185.50.197.212:9986/listen.pls  















     
Asociación Radio Almenara 2017 -